jueves, 23 de diciembre de 2010

Dos ratoncitos cayeron en un cubo de nata; 
el primer ratón enseguida se rindió y se ahogó,
pero el segundo ratón decidió pelear,
y se esforzó tanto que finalmente transformó
la nata en mantequilla y consiguió escapar.
(Atrápame si puedes.)

2 comentarios: